¿Tu tráfico orgánico disminuyó? Puedes tener problemas con el contenido

¿Alguna vez te ha pasado que notas que tu tráfico orgánico disminuye? Existen muchas razones por las que esto puede ocurrir. Sin duda, una de las más comunes son las penalizaciones de Google por cometer acciones que van en contra de sus criterios de clasificación.

No obstante, hay otra explicación para esta repentina caída en las visitas de tu web -y a la que muy pocas veces se le presta atención-, que tienen que ver con el contenido devaluado. Continúa leyendo si quieres saber cómo optimizar el contenido de tu blog y no perder posicionamiento en Google.

Ebook SEO para Empresas para tráfico orgánico

Aumenta tu tráfico orgánico mejorando el contenido

Frecuentemente la caída de tráfico orgánico suele adjudicarse a las penalizaciones de Google. Culpar a la penalización del sitio no arregla nada, y solo nos servirá para consolarnos internamente por un momento. La idea es siempre revisar nuestros errores y empezar a enmendarlos de inmediato. 

Por esta razón, las penalizaciones no son lo único en lo que debes pensar al momento de ver una disminución en tus visitas. Una forma de conectar con tu audiencia es mediante la entrega de contenido de valor, que les sea útil y responda a sus necesidades.

¡Entre mejor sea el contenido que entregues, mejor será el rendimiento de tu sitio! En virtud de esto, siempre debes buscar desarrollar contenido sólido, transformando tu web y por lo tanto tu marca, en un espacio donde acudir por información confiable.

Tal vez te interese: Guía completa de SEO para empresas: ¿por qué deberías posicionar tu sitio en Google?

¿Qué hago si mi tráfico orgánico está disminuyendo?

Como te indicamos previamente, al momento de ver una disminución de tus visitas, pueden surgir muchas explicaciones. Además de las penalizaciones y el contenido, recomendamos evaluar otros factores para determinar qué está afectando tu tráfico.

Por lo mismo, aquí tenemos algunos datos que puedes revisar si el flujo de visitantes va en picada:

1. Hay nuevos Rich Snippets

Los “Rich Snippets” ayudan a que un sitio esté bien definido en los buscadores y sea mejor recibido por los usuarios. 

Son una especie de bajada del contenido que permiten explicar de manera más clara la información que contiene la web, entregar un preview y ser atractivo para los usuarios. Si están mal definidos o fueron modificados, pueden bajar nuestro posicionamiento. Siempre hay que tenerlos bien monitoreados.

Actualmente existen cerca de 30 formatos de rich snippets. Y entre toda la información extra que proporcionan podemos encontrar valoraciones, imágenes, links, reviews de clientes, entre otros. Aquí te presentamos un ejemplo de nuestro artículo: Tips para definir objetivos de marketing digital.

captura de rich snniped para artículo sobre tráfico orgánico

2. Hay nuevas answer boxes

 Las “answer boxes” de Google son las respuestas automáticas que ofrece el buscador a través de su algoritmo de predicción. Estas suelen aparecen al principio de los resultados de las búsquedas orgánicas y sus objetivo es responder a preguntas que los usuarios se haen frecuentemente.

Si existe un cambio rotativo, porque alguna otra web tomó tu posición y ya no eres el sitio que destaca esta caja, es probable que tu ranking baje. Un ejemplo de “answer boxes” es: 

captura de answer boxes para artículo sobre tráfico orgánico

3. Aparecieron nuevos enlaces patrocinados

Los enlaces patrocinados de Google siempre van a influir en la búsqueda, ya que son los que aparecerán primero y por lo tanto, distorsionan el posicionamiento de las páginas.

Algunas búsquedas tienen una cantidad excesiva de anuncios previo a los resultados orgánicos, y eso podría “enterrar” tu sitio web al final de la página, o incluso en la página 2 de Google. No por nada SparkToro detectó el 2020 que dos tercios de las búsquedas de Google terminan sin ningún clic.

4. ¿Hay alguna de tus páginas que esté dentro del Top 100 de resultados? 

En lugar de estar en la primera página o Top 5, puede que tus páginas estén escondidas. Por lo mismo, es uno de los síntomas que hay que analizar al buscar nuestro nuevo posicionamiento.

5. ¿Desapareció tu sitio de las búsquedas? 

En el caso de que no logres encontrar tu sitio dentro de los primeros resultados, tendrás que buscar mucho más abajo del Top 100. Entre más abajo esté posicionado, mayor puede ser el problema.

¿Cómo revisarlo? Puedes usar Google Search Console para investigar qué posición se encuentra tu web, con qué palabras clave la gente llega y cuántas impresiones tienes. 

Conoce más: 10 razones por las que tu web recibe penalizaciones de Google

Mejora tu posicionamiento optimizando el contenido

Los tres primeros puntos son corregibles rápidamente, ya que estos son siempre variables. Dependen mucho de los cambios en el mismo buscador, por lo que debes estar siempre alerta ante cualquier alteración del flujo de usuarios. Si se hace rápido, puede que incluso llegue a ser beneficioso, y aún más si lo haces antes que tu competencia.

Respecto al punto 5, probablemente el motivo sea que el buscador te penalizó. Ningún sitio que esté penalizado aparece en los primeros 100 resultados. Revisa tu sitio exhaustivamente por si existen problemas de redireccionamiento, links rotos, o alguna mala práctica que se haya ejecutado ya que deben ser reparados inmediatamente.

Previamente, analizamos algunos de los elementos a los que debes prestar atención si observas que tu tráfico orgánico va a la baja. El punto 4 es donde nos debemos concentrar, porque involucra al contenido de tu página y aunque no lo creas, es el más común de los problemas de los sitios web que bajan de posición en los resultados de las búsquedas. 

Posibles problemas de contenido que pueden afectar tu tráfico orgánico 

1. Contenido duplicado

Ojo con esto. Aquí se trata de cuando se copia el mismo contenido de otra página, muchas veces incluyendo metadatos, aunque también se podrían sumar el mismo código y tags.

Existen varias herramientas como Moz, Semrush, Screaming Frog, y Deepcrawl que te pueden ayudar a detectar cualquier copia de contenido o alguno similar que pueda perjudicarte en el buscador.

Lo más importante es que no estén las mismas páginas vinculadas, existan imágenes similares o palabras claves que puedan indicar a los metarobots de los buscadores que se trata erróneamente de contenido duplicado. Recuerda siempre, que el contenido debe ser original. ¡Nada mejor que enriquecer un tema con tus propias ideas!.

2. Contenido muy liviano o “thin content”

A veces pensamos que nuestro contenido es genial, ideal para cada uno de nuestros lectores, pero lamentablemente es demasiado liviano y no tratan un tema de manera profunda e íntegra.

Muchas veces, los buscadores privilegian el contenido más completo o más didáctico, por lo que debes fijarte en lo que traen las páginas que están en el Top 10 de las páginas de búsqueda. Hacer esta evaluación te ayudará a entender mejor cómo desarrollar un tema específico.

La cosa es que tienes que hacer una lista y revisar las falencias de tu contenido:

  • ¿Mi competencia otorga mejores soluciones o respuestas?
  • ¿Tengo más contenido que las otras páginas?
  • ¿La nueva indexación tiene contenido pagado o se trata de una tienda?
  • ¿La velocidad de carga es mejor que la mía?
  • ¿Carga todo el contenido al mismo tiempo o solo lo muestra parcialmente?
  • ¿La estructura de mi página es la correcta?

Cuando ya respondas a estas preguntas, la idea es que repienses el contenido que tienes. Es recomendable que sepas innovar y que al usuario le quede completamente claro lo que busca.

3. Páginas competidoras

Tal vez esta sea la razón más común de todas. Tu competencia mejora más rápido de lo que lo hace tu página. Esto quiere decir que tu competencia se encuentra optimizando el contenido de manera constante.

Hay herramientas que te pueden ayudar, para no estar contando todas las webs, como por ejemplo Moz, SEMrush y Authority Labs.

La última es la más completa, ya que analiza los 100 sitios más populares y los compara con tu web, mostrando cada uno de los rankings, en qué varían exactamente, entre otras opciones. También te muestra los que han estado históricamente en estos lugares y quienes han salido.

En base a estos resultados, tú puedes mejorar tu contenido, repensando palabras clave y optimizando para tu audiencia, agregando nuevos datos que le pueden otorgar satisfacción a quien te busque.

Puedes leer: ¿Qué significan Black Hat SEO y White Hat SEO?

¿Hay formas de idear nuevos conceptos?

¡Claro que sí! Puedes usar un planificador de palabras clave, como el que te ofrece Google Ads, para revisar qué buscan los usuarios que se meten a las páginas. Ahí podrás sacar nuevas ideas para agregar a tu sitio.

Además, tal vez mejorar la estructura también sea bueno, cosa de que la experiencia de usuario sea cada vez mejor.

En resumen, no necesariamente tu sitio está penalizado si dejó de estar posicionado dentro de los 10 primeros. Dale un nuevo estilo, ofrece un mejor contenido para que te vuelvas a posicionar y verás como aumenta tu tráfico. Ten en cuenta que este es un camino con un horizonte a largo plazo, ya que los bots de los buscadores necesitan tiempo para actualizarse.

En Cebra somos expertos en las resoluciones de problemas de contenido. Si tienes problemas con tu posicionamiento, SEO o visibilización, contáctanos y conversemos. ¡Te esperamos!

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.