sostenibilidad

Sostenibilidad: El futuro del Marketing

La “sostenibilidad” es un concepto que cada vez cobra más fuerza en el mundo empresarial. Según un estudio, en Chile el 78% de las empresas está interesada en impulsarla, mientras que un 84% desea aumentar la inversión en esta área, lo que nos convierte en uno de los países más interesados de la región en invertir en sostenibilidad.

A raíz de esto, el término “marketing sostenible” ha ido ganando visibilidad. Pero, a diferencia de lo que te imaginarás, esto no significa “disfrazarse de verde” para  llegar un público en específico. El marketing sostenible es mucho más que eso y en Cebra te contamos sobre él.

¿Qué es el marketing sostenible?

Según el cientista político Donald A. Fuller el concepto de sostenibilidad aplicado en el marketing, corresponde al “proceso de planificación, implementación y control del desarrollo, precios, promoción y distribución de productos de modo que satisfaga los tres criterios siguientes: satisfacción de las necesidades del cliente, consecución de los objetivos de la empresa y compatibilización del proceso con el ecosistema”.

De esta manera, el marketing sostenible podría definirse como el marketing enfocado a lo social o ecológico y el cual busca atender las “3P”:

  • People (personas o dimensión social): Sin personas, no habría consumidores, ni necesidades que satisfacer. Es por eso que como empresa debes saber cuidar este bien.
  • Planet (planeta o dimensión ambiental): El impacto que tienen las empresas en el medioambiente suele ser el más difícil de reducir, por ello es importante poner atención en esto. 
  • Profit (beneficio o dimensión económica): Así como las personas son fundamentales para la existencia de un negocio, también lo es el beneficio económico. Si se quiere seguir haciendo una buena labor como empresa, es necesario tener ganancias.

No obstante, como ya te contábamos,  este tipo de marketing no vende sostenibilidad, sino que la usa, tanto en la práctica, como en el desarrollo del producto que ofrece.

El marketing sostenible no es solo el concepto, sino que, las compañías que se aferran a él, deben tener una mirada comprometida con el medioambiente. Esto se traduce en consumidores fieles de un nicho específico y el posicionamiento de la marca, producto o servicio.

Estrategia de marketing y sostenibilidad

Lo primero que debes saber, es que será imposible hacer marketing sostenible si dentro de tu organización no hay una gestión, logística y coherencia en tu compañía. Entendido esto, veamos algunos pasos para empezar a implementar tu estrategia.

  • Define tu producto o marca. Es importante conocer qué estás ofreciendo y qué característica lo transforman en ecológico.
  • Determina qué representa. En tu página, redes sociales y plataformas visibles para tus usuarios, debes mostrar qué estás representando con tu marca o producto.
  • Establece quién es tu público. Al conocer a tu público objetivo, podrás definir cómo presentar tu producto, tomando en cuenta sus intereses y necesidades.
  • Utiliza canales digitales. Tienes una variedad de plataformas  y medios que puedes utilizar para informar sobre los beneficios al medio ambiente que tiene tu compañía, marca o producto.

También puedes leer: Importancia de la segmentación de mercado en el marketing digital

¿Qué ventajas tiene el marketing sostenible?

Si todavía no has incursionado en el marketing sostenible, tal vez no le veas mayor sentido. Sin embargo, puede implicar más beneficios de los que te imaginas. Enseguida te contamos cuáles son algunos de ellos:

  1. Ventaja competitiva: Si muestras y demuestras ser una empresa socialmente responsable, proyectarás automáticamente una buena imagen. Actualmente los consumidores están prefiriendo productos ecológicos no solo por el impacto positivo en el medio ambiente, sino porque también estos pueden tener buenos efectos en su salud
  2. Disminuye costos: La sostenibilidad también implica el ahorro de recursos ya que se priorizan el reciclaje, la economía circular o el uso de plataformas digitales para comunicar un mensaje, dejando obsoletos materiales como el papel.
  3. Mejor llegada con clientes: Partamos de la base que el público objetivo es más segmentado, lo cual da la posibilidad de identificar mejor sus necesidades y ofrecer contenidos y productos específicos que las satisfagan. 
  4. Más ingresos: Hay muchos productos con el “sello verde” que tienen un coste mayor, lo cual no es una desventaja sino que todo lo contrario, ya que el consumidor que conoce los beneficios de estos productos, están dispuesto a pagar más. De hecho, un 21% prefiere comprar productos alimenticios y bebidas ecológicas, aun si el valor es mayor.

Te podría interesar: ¿Por qué estudiar marketing digital en Chile en 2021?

Actualmente, los consumidores están teniendo una responsabilidad social importante, pues no solo buscan satisfacer sus propias necesidades. Hoy, aquellos productos que tienen un impacto positivo en el medio ambiente, están ganando mayor partido a la hora de comprar.