Agencia Marketing Digital
Inbound Marketing Flywheel

Esta es la relación entre metodología inbound y el flywheel

5 (100%) 1 vote

Todos recordamos el funnel de conversión ¿no es cierto?, ese que tiene varios nombres, porque también es popularmente llamado: embudo de marketing y ventas. Este embudo estratégico cambió hace un tiempo atrás, solo para convertirse en lo que ahora llamamos en la metodología inbound el Flywheel

Para comprender mejor, estos términos no son más que dos analogías distintas, y la primera: “funnel” nos llevó a la segunda: “flywheel”.

Entonces, partiendo de esto, el embudo se define como un instrumento con boca amplia en un extremo y boca estrecha en el otro, y se utiliza para llevar el líquido, u otros elementos, de un lado a otro. De esta misma manera hemos tratado a nuestros clientes, mientras avanzan en las diferentes fases de su decisión de compra.

 

 

Relación entre metodología Inbound y flywheel

 

Durante varios años, el inbound marketing y el funnel de marketing y ventas han sido un modelo muy útil para entender el viaje del cliente y estructurar nuestras estrategias de conversión/venta. Pero nuestro sector se reinventa constantemente y ahora ha llegado la hora de un modelo nuevo: el flywheel. 

Con el flywheel, pasamos de pensar en nuestro proceso de ventas como un embudo a considerarlo una rueda que gira y gira sin parar. Esto nos permite, literalmente, dar impulso a nuestras estrategias de marketing para llegar a resultados nunca antes vistos, al menos no con demasiada frecuencia. 

 

El flywheel tiene una estructura fija, y cuenta con varios elementos dinámicos que le distinguen del embudo de conversión y que nos ayudan a entender mejor la naturaleza del proceso de marketing y ventas:

 

La velocidad

Cuanto más impulso le damos a una rueda, más rápido girará. Para aumentar la velocidad inicial de la rueda, debemos aplicar más fuerza en las áreas donde puede tener más impacto. 

En el modelo del embudo, todos los esfuerzos se concentraban en atraer y adquirir clientes pero, aquí también empleamos recursos para deleitar a esos clientes y mejorar su experiencia. También es importante asegurarse de que todas las fuerzas que aplicamos están orientadas en la misma dirección.

 

La fricción

El roce continuo hace que la velocidad de la rueda se haga más lenta, así que es importante minimizarlo. Las áreas de fricción comunes son: escalar las interacciones con los consumidores, la pérdida de clientes y la falta de coordinación entre los miembros del equipo. Algo importante que señalar es que los procesos y herramientas de automatización del marketing también nos ayudan a reducir la fricción.

 

Las características de la rueda

Las analogías continúan. Cuanto más pesada sea una rueda, más inercias generará. A medida que se aumenta la velocidad y se disminuye la fricción, incorporas más clientes satisfechos a la rueda. 

Y cuantos más clientes tenga, más “pesará” la rueda y más energía generará al moverse. Los clientes también pesarán más cuánto más fidelizados estén y mayor sea su valor de ciclo de vida. Dicho de otro modo, vamos generando inercias positivas para la marca a medida que completamos con éxito el proceso de venta y mejoramos la experiencia del cliente.

 

El funnel de marketing aún sigue vivo

Podemos concluir que el embudo es la primera parte de la marcha de toda la estrategia de marketing  digital. Inicialmente se debe captar/atraer al cliente a través de una estrategia de inbound marketing cómo hemos ido haciendo hasta ahora, siguiendo el patrón, en la parte alta del embudo «el marketing» posteriormente las «ventas» y finalmente el «cliente» para dejarlo satisfecho.

Pero ahora, en lugar de completar, cerrar o terminar el embudo de marketing y ventas, una vez llegado al fondo (bottom of the funnel)  fase donde corresponde «deleitar al cliente», es necesario volver a ponerlo en circulación. 

De esa forma, mientras por un lado hemos alcanzado el éxito, debemos prepararnos para la fase del upselling, cross selling… que es al fin y al cabo lo que todos buscamos, (repetir la venta) y por supuesto, seguir ofreciendo valor al cliente. En ese momento, empezaremos junto a nuestros clientes, la nueva vuelta de la rueda.

 

¿Qué piensas sobre esta relación entre Inbound Marketing y el Flywheel?

Deja un comentario