Agencia Marketing Digital

Neuromarketing o marketing de emociones

Rate this post

Las tecnologías en internet están en constante evolución y por lo tanto muchas empresas se percatan que para poder llegar a los consumidores de una manera más eficaz, hay que conectar sus emociones a través de los sentimientos realizando acciones, ya que solo de esta forma se podrá recibir un feedback positivo hacia el producto o marca.
Esto es el marketing emocional o de emociones, donde se utilizan técnicas para llegar al consumidor a través de una historia, donde la marca pasa a segundo plano y las emociones son el personaje principal.
A raíz de esta evolución nace el neuromarketing, una ciencia que investiga y estudia cómo se comporta el cerebro en un proceso de compra. Es decir, el objetivo principal de esta ciencia es estudiar cómo reacciona el cerebro del cliente ante una campaña publicitaria de un producto o marca.
Existen algunos tipos de neuromarketing como el visual, auditivo y kinestésico. El primero se centra en cómo percibimos todo ante nuestros ojos. El auditivo se basa en aquello que escuchamos. Por eso una música en un local puede influir en alguna decisión del consumidor y por último el neuromarketing kinestésico, se refiere a lo que percibimos por el tacto, el gusto y el olfato. En los supermercados es común que tengan el olor característico de pan recién horneado como una manera de atraer al cliente.
La mayoría de las decisiones de compra las tomamos de manera inconsciente. Según expertos el 85% del proceso de decisión es subconsciente y solo el 15% consciente, por lo que conocer lo que el consumidor no es capaz de verbalizar es determinante para optimizar el mensaje publicitario.
Un ejemplo patente de neuromarketing son los supermercados, es uno de los puntos de ventas donde más se utiliza, desde el orden de los pasillos, los productos y el tamaño de los carros tienen que ver con acciones positivas que el cerebro manda.
¿Y tú, estás aplicando esta tecnología en tu marca?

Deja un comentario