landing page que es

11 buenas prácticas para crear una landing page que convierta

Las landing page -o páginas de aterrizaje o destino- son piezas importantes dentro de una estrategia de marketing digital, especialmente si buscas aumentar las conversiones de tu negocio y transformar a los visitantes de tu sitio web en leads o prospectos de venta.

No obstante, una landing page necesita contar con algunas características para que sea realmente efectiva. Muchas empresas cometen el error de crearlas como si se tratasen de una sección más de su web y por ello no aprovechan todo el potencial que ofrecen.

Por eso en Cebra queremos aconsejarte buenas prácticas para que construyas landing pages que conviertan e impulsen el éxito de tu marca.

Ebook CMS para sitios web

¿Cómo crear una landing page efectiva que convierta?

Vivimos en un entorno digital que día a día va actualizándose y por ello es de esperarse que los consejos de hace diez años no sigan siendo igual de efectivos en la actualidad.

Es verdad que la idea detrás de las landing page sigue siendo la misma: convertir. Mas, hoy en día se han realizado diversos estudios sobre estas páginas y podemos conocer con bastante exactitud qué es lo que debemos integrar y qué debemos evitar al crear una. 

Para comenzar debemos responder la pregunta más fundamental: ¿en qué consiste una?

¿Qué es una landing page? 

Como te anticipamos, una landing page o página de destino, es una página a la cual se accede mediante un clic en un enlace específico de un anuncio, sitio web o red social. Tiene como objetivo la conversión de los visitantes a través de un call to action o llamado a la acción. 

Estos llamados a la acción pueden involucrar un sinfín de ofertas, lo importante es que este llamado busque concretar la conversión que tu negocio necesita para su crecimiento. Puede tratarse de una venta, completar un formulario a cambio de un material de valor, una reunión o cualquier otra acción que quieras que tu público realice. 

Debes tener claro que este llamado a la acción es el centro de tu landing page, es la acción que quieres lograr y por ende todo el contenido debe apuntar a ello. 

Estas páginas se caracterizan por ser más sencillas que las páginas tradicionales del sitio web, ya que cuentan con la menor cantidad de elementos distractores y se muestran los contenidos de manera directa para promover la conversión deseada.

Podría interesarte leer: Tips para definir objetivos de marketing digital.

ilustración que grafica el diseño de una landing page
Imagen de Tswedensky

¿Por qué es recomendable utilizarlas?

Al conocer la existencia de estas páginas, muchas veces nos preguntamos por qué necesitaríamos una si ya dirigimos el tráfico a la página de inicio de nuestra web. 

Inicialmente puede parecer una mala decisión, pero la verdad es que contar con una una landing page óptima, segmentada y dirigida al público correcto, podría mejorar la conversión de tu sitio hasta un 300%. 

La gran diferencia está en que una página de inicio está diseñada como una entrada genérica a tu negocio, mientras que una landing page tiene un propósito específico para un público concreto.  

Los usos que le puedes dar a las landing page son diversos y siempre dependerán del objetivo que te plantees

Veamos dos ejemplos

Para el primero imagina que tienes una consultora de marketing digital y necesitas reunir cuentas de correo de potenciales clientes. Decides entonces elaborar una guía sobre los Fundamentos del Marketing Digital y ofrecerla como regalo a las personas que rellenen un formulario. 

De esta forma, el intercambio se volverá más atractivo para las personas al recibir un material de valor a cambio de su información personal.

Una vez ya definido el objetivo y la oferta de tu landing page, es momento de crearla. Se diseña la página explicando a grandes rasgos el contenido de la guía y se indica en el texto que para poder descargarla, es necesario dejar un correo electrónico en el formulario. 

Otro ejemplo sería la creación de una landing page para contenidos como un blog o periódicos online. En la página de destino colocas las ventajas de suscribirte y una llamada a la acción para que lo hagan. 

En ambos ejemplos se comunica en el contenido los requisitos necesarios y ventajas de la oferta para que realicen la conversión. 

Te recomendamos leer: SEO y SEM: la combinación ideal para obtener conversiones.

11 buenas prácticas para que tu landing page convierta

Entendamos que una landing page es un lugar digital al que tus clientes potenciales llegaron haciendo clic en un atractivo mensaje.  Por ello, es clave cumplir con sus expectativas, para que esa visita se convierta en un prospecto o lead.

Las landing page no son sólo herramientas estéticas e interactivas, sino que apoyan gigantescamente al mejor rendimiento de tus estrategias de marketing digital. 

Es por esta razón que queremos aconsejarte con 11 prácticas para que logres desbloquear todo el potencial que poseen:

Enfócate en tu cliente ideal

Tu página debe estar totalmente enfocada en tu cliente ideal o buyer persona

Debe entregar información relevante, atractiva y coherente con lo que este perfil está buscando. Como hemos mencionado antes, es importante que investigues a tu público objetivo para conocer el tono y estilo con el cual te acercarás a ellos y cuáles son las ofertas que más llaman su atención.

Podría interesarte leer más sobre este tema: ¿Qué son buyer personas? Descubre su papel en el inbound marketing

Muestra tu oferta directamente

El objetivo de una landing page es convertir, pero si no está explícita la oferta que das a cambio de esta conversión, difícilmente convencerás a las personas para que hagan clic. 

Tu oferta debe ser atractiva, estar clara desde el inicio y ser directa. Describe de manera breve y teniendo en cuenta que las personas deben saber de inmediato cuál es el propósito de tu página. 

Piensa en esta página de destino como un dar y recibir; tú le das algo -una oferta- a los y las visitantes y a cambio recibirás algo de regreso -la información que necesitas-. 

Incluye un título y descripción

Es importante que tu landing tenga un título y descripción. El primero deberá ser corto, claro y tener coherencia con lo que estás ofreciendo. La oferta debe estar explícita en el título, este será en muchas ocasiones lo único que leerán tus visitantes antes de decidir si quieren seguir o no en la página.

En tanto la descripción, si bien es opcional, podría ayudar a tu público a entender qué estás ofreciendo. Aprovecha para dar detalles y beneficios sobre tu oferta, todo texto en tu landing page debe ser preciso para no sobrecargar a quien la visita.

Elabora un mensaje claro

Enlazado al punto anterior se encuentra esta buena práctica. Un mensaje claro no es simplemente utilizar frases cortas, es hacerlas sencillas y sin tecnicismos que confundan a los y las visitantes. 

En estos casos es mejor calidad sobre cantidad; no te compliques con mensajes extensos creyendo que rellenar es una buena decisión.

Explica cómo ayudarás

Partiendo de la base que una persona se transforma en cliente cuando ve en tu producto o servicio, una posibilidad de saciar su necesidad, tu mensaje tiene que estar enfocado en cómo los ayudarás y no en lo grandiosa que es tu marca, producto  o servicio.

Si tu landing está entregando una asesoría o un material de valor, explica a tu público el porqué sería útil obtener este contenido. Algunas personas sólo leerán el título para decidir, pero otras preferirán tener información más detallada.

Encontrar el equilibrio puede ser una de tus tareas más difíciles, pero es un aspecto que con práctica irás puliendo y cada vez te será más fácil. 

Una mujer revisando una landing page en su laptop blanca
Foto de Christina Morillo

Agrega un llamado a la acción

Como mencionamos al inicio, los llamados a la acción o call to action son un elemento imprescindible para tu página de destino. Sin un mensaje que llame a la acción no vas a lograr que se realice la conversión por parte de los y las usuarias. 

Es por eso que, botones y textos que inciten a dar clic, van a ser factores claves en el diseño de tu página.

Podría interesarte leer: El llamado a la acción: ¿cómo hacerlos atractivos y más efectivos?

Incluye un formulario

Un formulario es clave en un landing page, pero a la hora de elaborarlo debes tener clara la información que necesitas obtener de tus visitantes. 

Esta información puede ser simplemente su nombre y correo, o buscar filtrar tu lista de contactos preguntando empresa o interés en ciertos temas. 

No obstante, al igual que con los textos, debes ser breve y directo. No hagas un formulario con diez campos que de solo verlo den ganas de abandonar la página y provoque que pierdas esa oportunidad de conversión. 

Lo más importante es que pidas sólo la información necesaria, ni más ni menos. 

No incluyas un menú principal

Como ya te habíamos mencionado, una página de destino se caracteriza por ser más simple que el resto de tu sitio web y por no poseer elementos distractores

Uno de estos elementos es el clásico menú superior de tu web. Tu landing page no debe poseer enlaces que distraigan del llamado a la acción y esto claramente incluye al menú principal. 

Muestra testimonios de tus clientes

Que tus potenciales clientes y leads vean qué tan bueno es tu producto o servicio a través de testimonios, los animará a ejecutar la acción y generar una conversión. Por eso, incluir este tipo de elementos en tu landing podría resultar altamente beneficioso.

No todas las landing pages pueden contar con esta sección, sin embargo, si es posible para tu negocio aprovechar las experiencias pasadas para otorgar credibilidad, no dudes en agregarlas.

Usa elementos que alivianen la lectura

Si bien el texto es importante, usar otro tipo de elementos ayudará al visitante a captar más rápido lo que quieres transmitir. 

Usar listas, flechas, recuadros o aplicar de manera óptima el contraste de colores, podrían impulsar el que tu potencial cliente termine ejecutando la acción que quieres. 

No temas ser creativo, el apoyo visual es altamente apreciado por las personas que tienen dificultades para entender textos planos.

Diseño responsivo

Ya deberías tenerlo asumido, pero no está de más recordarlo. Al igual que tu sitio web, tu landing page debe poder adaptarse a los formatos de distintos dispositivos, como laptops, smartphones y tablets.

Las personas cada día utilizan más sus celulares inteligentes para navegar y ofrecerles una mala experiencia de usuario puede provocar que abandonen tu página sin siquiera darse la oportunidad de leerla.

Para evitar aquello, es un requisito el que tu landing posea un diseño responsivo que sea visible en cualquier tipo de pantalla. 

Puedes leer: SEO: Core Web Vitals, E-A-T y la Experiencia de Usuario.

¡Ya tienes todos los tips para hacer una landing exitosa! 

Ahora que ya cuentas con todos los consejos para plantearte crear una landing para tu empresa, sólo queda atreverse a hacer una y sacarle el mayor provecho para aumentar las conversiones de tus clientes.

En Cebra nos especializamos en crear landing pages acorde a tus necesidades, así que si tienes dudas o deseas nuestro asesoramiento, puedes contactarte con nuestra manada. ¡Hablemos!

Banner ebook CMS que dirige a descargar la guía