¿Qué es una auditoría SEO? ¿Cómo ayuda al posicionamiento en Google?

Trabajar en un buen posicionamiento en Google a través de SEO (Search Online Optimization) es clave para mejorar la presencia digital y visibilidad de tu sitio, permitiendo un aumento de tráfico orgánico hacia este y a su vez aumentar las posibilidades de atraer clientes.

En virtud de lo anterior, implementar una auditoría SEO, ayudará a mantener posicionada tu web entre los primeros resultados de los motores de búsqueda e impedirá que pierdas presencia entre tus clientes potenciales, dado que al conocer el estado actual de tu sitio podrás identificar los puntos de mejora y emplear medidas correctivas.

Pero, ¿qué es una auditoría SEO y cómo aplicarla para mejorar tu sitio e incrementar las visitas? ¡Te lo explicamos a continuación!

Ebook SEO para Empresas

Posicionamiento en Google: ¿Qué es una auditoría SEO?

Antes de enfocarnos de lleno en el tema, es importante recordar que el SEO por sí solo, son las prácticas que se implementan tanto, de manera interna en tu web como fuera de esta, las cuales ayudan a posicionarla más alto en los resultados de Google y que además, se enfoca en generar este posicionamiento de forma orgánica.

Conoce más en: ¿Por qué deberías posicionar tu sitio en Google? Guía completa de SEO para empresas

En ese sentido, es fundamental la revisión constante del sitio web para obtener diagnósticos que sirvan como guidelines (directrices) para la optimización del mismo y para esto se ejecuta una auditoría SEO.

Una auditoría SEO, es un proceso que consiste en evaluar y analizar detalladamente un sitio web con la finalidad de identificar problemas que estén afectando negativamente el posicionamiento en Google y por lo tanto el tráfico orgánico.

Cabe destacar que, esta auditoría debe hacerse tanto on-page y off-page como SEO técnico, con el objetivo de revisar oportunidades de mejora.

Recuerda, lo primero es el diagnóstico y luego implementar un plan de mejora que ayude en la clasificación del sitio en los motores de búsqueda como Google.

¿Cómo comenzar a mejorar el sitio web?

Lo primero es definir si eres capaz de hacerlo por tu cuenta. ¿Cuentas con un especialista en Marketing Digital que se encargue? En muchos casos esto no ocurre, y es mejor buscar un consultor SEO o una agencia especializada que sea capaz de generar un informe sobre el estado actual de tu sitio y posteriormente trabaje en las mejoras.

10 Pasos para hacer un análisis preliminar para el posicionamiento en Google

A continuación encontrarás algunos puntos importantes para conseguir un mejor posicionamiento en Google:


Quizás te interese: Google Search Console: ¿Por qué es importante para el SEO?

1. Velocidad del sitio web

Los usuarios quieren todo de forma inmediata. Si entran a un sitio web y este tarda en cargar, lo más probable es que decidan irse. La velocidad de carga lenta de un sitio se traduce en una mala experiencia para el usuario, punto negativo difícil de revertir. ¡Trabaja la WPO (Web Performance Optimization)!

2. Auditoría SEO: ¿Tu sitio es Mobile Friendly?

La experiencia integral del usuario es clave para el posicionamiento exitoso de tu web y es altamente valorado por el algoritmo de Google

Considerando que las búsquedas a través de los dispositivos móviles se han incrementado, es importante evaluar y cuidar la experiencia de tu web tanto en su versión de escritorio como su adaptación móvil.

3. Arquitectura web

Una web es como una casa, debe estar construida con cimientos fuertes y tener espacios bien distribuidos. La arquitectura web hace referencia a cómo presentar y organizar el contenido de tu sitio, y es parte importante de la experiencia del usuario. 

Es por esto que garantizar que sea sencillo e intuitivo navegar por tu web es fundamental, y contempla factores como la cantidad de menús o secciones, o los clicks que deba realizar un usuario hasta llegar al contenido que le interese.

4. ¡Ten cuidado con las imágenes!

Las imágenes son elementos a los que no se les suele prestar mucha atención pero son igual de importantes que el resto de tu contenido. Cada foto o gráfica que utilices debe tener el tamaño y peso adecuado (idealmente, no más de 300kb), lo que ayudará considerablemente a que el sitio tenga una velocidad de carga más rápida.

Del mismo modo, cada una de estas imágenes debe contar con un “alt text” que permitirá que Google pueda interpretar lo que hay en estas. Recuerda que Google lee solo texto y no imágenes. 

Puedes leer: Keywords: Mejora tu estrategia digital con palabras clave

5. ¿Está indexado?

Google no puede posicionar algo que no puede encontrar. Por ello hay que asegurarse de que el sitio web aparezca en los buscadores. Para esto se puede trabajar con herramientas como la Consola de Google (conocida anteriormente como Webmaster Tools) y enviar el sitemap para que se comience a posicionar.

6. URLs amigables

La auditoría SEO también debe considerar URLs amigables. Es decir, los buscadores ven con buenos ojos sitios que tengan palabras clave incorporadas y no solo números o palabras sin sentido.

Hay que facilitarle el trabajo a los rastreadores de los motores de búsqueda y a los usuarios y ayudarles a entender de forma simple de qué se trata el contenido.

7. Etiqueta title y meta-description

Para un mejor posicionamiento en Google, la etiqueta title y la meta-descripción de cada página debe contener las keywords asociadas a cada contenido, y una llamada a la acción o CTA (Call To Action) para que el usuario haga click, pues es el primer acercamiento del usuario con el contenido de su interés.

Es más, Google valora que se respete la cantidad máxima de caracteres para el título y la meta-descripción.

Conoce sobre: KEI, KFI y KOI ¿Conoces estos indicadores de SEO?

8. Interlinking entre los diferentes contenidos

Se recomienda contar con un blog corporativo donde la marca desarrolle contenido en lo que es especialista, entregando información relevante y útil al usuario para mantenerlo interesado. 

Una forma de mejorar el posicionamiento web es reforzar las palabras clave y mantener al usuario dentro de tu blog mediante la creación de enlaces internos que le permitan navegar a través de contenido de su interés.

9. ¿Ya tiene palabras clave posicionadas?

Si es un sitio web que tiene antigüedad puede que algunos contenidos estén generando tráfico orgánico. La auditoría entregará información sobre las keywords que más están impulsando las visitas por medio de SEO.

10.  Errores y redirecciones

Para un mejor posicionamiento en Google es bueno resolver problemas de enlaces rotos. Imagina que un usuario realiza una búsqueda y al llegar a tu web encuentra un error. Eso genera un efecto negativo en la experiencia con tu marca. 

Por eso, herramientas como Screaming Frog -entre muchas otras- son perfectas para una auditoría web completa de las URLs. También se pueden crear redireccionamientos a páginas que sí tienen información útil y de interés del usuario.

Tener un sitio web saludable es esencial para vender más

Mantener en constante evaluación tu sitio con la ayuda de una auditoría SEO es vital para el éxito de tu negocio, pues es clave reconocer las debilidades y el estado general de este lo que te permitirá reconocer las oportunidades de optimización y fortalecer tu posicionamiento web.

¿Quieres mejorar y tener un sitio optimizado? ¡Contáctanos! En Cebra te ayudamos en la generación de contenidos y SEO de tu web.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *